Maquillaje de Halloween para niñas y niños

Este año parece que sí vamos a tener más actividades y entretenimiento para la noche de Todos Los Santos. Si te gusta el maquillaje y los disfraces ya estarás elaborando tu look terrorífico. Además, si tienes hijas y/o hijos y has llegado hasta mi blog, es porque buscas ideas creativas para el maquillaje. 

Halloween es una de esas celebraciones en las que el maquillaje yo diría que es casi imprescindible. Tienes la ventaja de que hoy en día en internet existen muchísimas imágenes para inspirarte. Pero si te gusta ser original, a parte de algunas ideas, te voy a acompañar con mi ejemplo explicándote los pasos de un proceso creativo para que personalices tu maquillaje.

Partes de un proceso creativo

Ser creativa te posibilita adaptarte a entornos cambiantes y la creatividad es esa capacidad de encontrar soluciones inteligentes e incluso inesperadas a nuestros problemas diarios. De pequeños somos muy creativos y sería genial entrenar esa habilidad a lo largo de nuestra vida. Este post puede ser un buen ejercicio de entrenamiento para tu celebro y si implicas a tu hija o hijo en el proceso podéis compartir un rato divertido.

1. Preparación

En esta primera fase tienes que recaudar toda la información posible sobre la temática de Halloween. Entra en buscadores y lee desde la historia, costumbres de diferentes culturas, arte, películas, disfraces típicos y originales. Busca también imágenes de maquillajes ya existentes.

2. Incubación

Observa toda esa información recopilada anteriormente. Simplemente observa. Algo puede haber captado tu atención o parecerte original y empiezas a hacer asociaciones y conexiones espontáneas, inesperadas y únicas. Este paso te encamina hacia la idea. Simplemente deja reposar toda la información encontrada.

3. Iluminación

En esta fase surge una idea. Uno de los motivos que has estudiado anteriormente ha captado tu atención y te inspira. Puede que tu idea sea mezcla de dos conceptos o que quieras utilizar materiales totalmente inusuales. Tienes ya la idea de tu maquillaje y empiezas a dar vueltas a la manera en que puedes convertirla en tuya y única.

4. Verificación

Has llegado al final del proceso y vas a materializar tu maquillaje. Prueba tu idea con distintas texturas, técnicas o busca una paleta de colores única y original. No te pongas límites, tu creación es tuya y está perfecta tal y como la has planteado. 

¡Enhorabuena! Con este proceso, a parte de divertirte, has mantenido a tus neuronas realizando muchas conexiones entre ellas, por lo que te recomiendo que de vez en cuando realices actividades creativas, ya que está mas que demostrados sus beneficios en tu salud cerebral y emocional.

Dedica a diario espacios y momentos para soñar y crear.

Deja un comentario